Atenas, Días 6 y 7: Despidiéndome de los helenos

Día 6: Otra cámara más…

He pasado los dos últimos días viendo las últimas cosas que me quedaban por ver en la ciudad. Ayer domingo el tiempo estaba bastante malo, pero aún así aproveché para darme un paseo por el mercado de antigüedades que suelen poner en la zona de Monastiraki y que llega hasta en Keramikos.

Decidí llevarme solo la cámara de fotos que compré el otro día para tomar algunas fotografías y probarla, así que dejé la digital en la escuela y no puedo enseñaros de momento nada hasta que revele el carrete. Iba buscando instrumentos musicales usados, pero en uno de los anticuarios encontré una joya. Camuflada dentro de una funda de cuero muy desgastada, que probablemente la habría protegido de las manos de otra persona encontré desamparada una cámara Kiev 4, la que es sin duda una de las mejores cámaras que se construyeron en la antigua URSS. Hace algunas semanas estuve leyendo la historia de ésta cámara, que es bastante curiosa.

Con el final de la Segunda Guerra Mundial el ejercito rojo, como parte de las reparaciones de guerra exigidas a los alemanes toman la fábrica de Carl Zeiss, que por aquel entonces producía las cámaras Contax, una de las pocas competidoras de las Leica por aquel entonces. Los rusos decidieron trasladar la fábrica al Arsenal de Kiev en Ucrania, así como los ingenieros alemanes, para empezar una nueva producción de cámaras tomando como punto de partida las Contax. A diferencia del resto de cámaras rusas de baja calidad, éstas, hasta mediados de los años 70 siguieron teniendo una altísima calidad. La que compré ayer es del año 1963 según he podido datar en base al número de serie, y funciona perfectamente. Pasé casi la tarde entera limpiándola por dentro y por fuera.

Luego por la noche aproveché para estar un poco con el resto de los compañeros de la residencia. Conocí a un albanés de mi misma edad que hace el doctorado en la Universidad de Bologna, pero descubrí que soy un mes más joven que él, así que creo que sigo siendo el doctorando más joven de Italia.

Día 7: ¿Souvenirs o sus quedáis?

Hoy el día ha sido un poco más ajetreado. Por la mañana he aprovechado para hacer algunas compras y he vuelto a fotografiar la biblioteca de Adriano desde otro sitio para hacer un experimento. Desde allí he bajado hasta el Keramikos y he comido. Luego he vuelto al Museo Arqueológico Nacional a ver lo que me dejé el otro día. Me había dejado por ver toda la colección romana y helenística así que me sentía con la obligación moral de volver.

He visto muchas piezas que me han llamado la atención dentro del museo, algunas de ellas las publico dentro de la galería para compartirlas, pero ha habido una pieza en particular que me ha encantado. Es el llamado “Mecanismo de Antikythera”, un extraño aparato que se encontró en un pecio (un barco hundido para todos los cristianos) y que ha sido datado en el año 80 a.C. aproximadamente. Para su edad es algo tremendamente complejo, una maravilla de la técnica, que ha sido considerado por algunos como el primer computador de la historia. Según algunos expertos este complejo sistema de ruedas y engranajes servía para predecir el movimiento de los astros.

Cuando ha empezado a anochecer he aprovechado para darme mi último paseo por la ciudad. He ido desde el barrio de Plaka hasta Syntagma, luego desde allí he vuelto a subir a hacer algunas fotos nocturnas de la biblioteca de Adriano (Sí, soy un pesado, lo se) y del Acrópolis. Desde allí he bajado hasta la zona de Monastiraki y he ido rodeando el Agorá hasta llegar a las faldas del Acrópolis justo enfrente del Filopappo.

Quería despedirme del Parthenon, pero lo más cerca que he podido acercarme ha sido atravesando el bosque, donde no se escuchaba ni un alma, solo la lluvia al golpear las hojas de los árboles, hasta que he llegado justo donde está el teatro de Herodes Ático. Hace un rato he vuelto a la escuela. Ya solo queda esperar a mañana para volver a mi querida Italia. No se si mañana haré noche en Roma o volveré directamente a Florencia.

Antes de despedirme (solo hasta que llegue a Italia) me gustaría agradecer las muestras de apoyo y ánimo que me mandais cada día para que siga escribiendo, contando y fotografiando mis aventuras y desventuras por el mundo.

Un saludo

Scuola Archeologica Italiana ad Atene

Galería Fotográfica:

Anuncios

Publicado el 12 de marzo de 2012 en Arqueología, Viajes y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: